28 de Noviembre día de las personas sin hogar

El día 28 de noviembre se dedica a recordar y hacer presentes a los sin techo, los sin hogar. El día para recordar a aquellos que lo han perdido todo y de los que también lo ignoramos todo, incluso que existen, con la esperanza de que no vuelvan a caer en el olvido.

Los factores que inciden en el riesgo de las personas a sufrir exclusión social grave y exclusión residencial son de carácter estructural, institucional, relacional y personal. Y todas estas variables se combinan de formas muy diferentes en cada caso. Así, cada persona es fruto de un proceso y una historia única e irrepetible, y con esta mirada personal debe ser también acompañada.

Aunque tradicionalmente se han considerado personas sin hogar aquellas que viven en la calle, los últimos años se ha apostado por una definición de sinhogarismo que contempla otras formas derivadas de la exclusión residencial que no tienen por qué ser visibles en la calle:  personas que viven en equipamientos para personas sin hogar o que residen en una vivienda insegura o inadecuada.

Hablar de sinhogarismo, en lugar de personas sin hogar, es dejar de poner el foco y la responsabilidad en la persona y ponerlo en la problemática y en un sistema que excluye y deja al margen a muchas personas.

Este planteamiento más amplio implica algunas derivadas. Por ejemplo, permite identificar y visibilizar una realidad muy oculta y silenciada: la de las mujeres que sufren sinhogarismo. A menudo, el sinhogarismo femenino se vive más de puertas hacia dentro y está estrechamente relacionado con la violencia de género y situaciones de abuso.

En el Cono sur de América, se utiliza el término personas en si tuación de calle, para referirse a quienes habitan en las calles y transitan desde hospederías y residencias solidarias a la calle y viceversa.

El informe de la Red de Atención a las Personas sin Hogar revela que el 11% de los acogidos en instalaciones tiene empleo.

El Día Mundial Personas Sin Hogar es un buen momento para tomar conciencia sobre la complejidad de estos fenómenos, luchar contra las causas que provocan la exclusión social y el sinhogarismo, luchar por los derechos de todas las personas y escuchar las experiencias de testimonios que nos hablan en primera persona de esta realidad.

Fuente: Cavim