Juez eldoradense alerta por avance narco en la región

El titular del Juzgado Federal de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero, advirtió que la presencia de organizaciones criminales brasileñas en Misiones no es hipotética y señaló que si el Poder Judicial no toma medidas al respecto, estima que en diez años en la provincia “tendremos un problema muchísimo peor que Rosario”.

Las declaraciones se dieron el miércoles en la ciudad de Rosario, Santa Fe, en un encuentro de magistrados federales de todo el país del que también formaron parte los cuatro integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El evento fue organizado por la Asociación de Jueces y Juezas Federales (Ajufe) para respaldar a los jueces de esa provincia, donde se encuentra la ciudad del país más golpeada por la violencia narco por el avance de organizaciones criminales como Los Monos.

Más allá de eso, sus palabras tienen otra relevancia en medio de la investigación por el crimen de Cristian Díaz en Posadas, atribuido a un sicario brasileño pertenecientes a Bala Na Cara, además de la posible presencia de organizaciones brasileñas en la frontera seca debido al contrabando del vino.

“Debemos enfocar nuestra atención como Poder Judicial porque si no tomamos en cuenta lo que está pasando en la jurisdicción donde trabajo, yo creo que en 10 años vamos a tener un problema muchísimo más grave que en la ciudad de Rosario”, fueron sus palabras ante un auditorio en el que también estaban el juez Alejandro Marcos Gallandat Luzuriaga, del Juzgado Federal de Oberá.

Ante la mirada de sus pares detalló que el juzgado maneja 1300 expedientes al año y tiene una estructura que fue pensada para la década del 80, cuando se creó, y cuentan con apenas 22 empleados.

“Este Juzgado Federal de Primera Instancia tiene competencia sobre la zona de la Triple Frontera, hasta tanto se habilite el Juzgado Federal de Puerto Iguazú. En este momento tenemos 27.000 causas en la Secretaría de Ejecuciones Fiscales, 13.000 en la Secretaría Penal y 10.000 en la Secretaría Civil”, explicó.

Agregó, a modo de crítica a la Justicia, que el equipo que comanda maneja causas muy complejas, algunas vinculadas al terrorismo, como la del clan Barakat,  -acusados de lavar dinero para el grupo terrorista Hezbollah-  y el Poder Judicial nunca le designó un equipo especializado para abordar esa compleja causa.

Para ejemplificar el volumen de procedimientos en su jurisdicción, Guerrero dio algunos números del primer trimestre del año en materia de incautaciones: se secuestraron 45 toneladas de marihuana, 10.000 pastillas MDMA (éxtasis), 80 kilos de cocaína y más de 300 millones de pesos de secuestro de mercadería de contrabando.

El PCC, una realidad

Refirió que nueve detenidos en los últimos 45 días en su zona de influencia tienen pedidos de captura internacional solicitado por jueces federales y de la Justicia ordinaria de Brasil vinculados a la “delincuencia organizada transnacional”.  “Se habla mucho de Primer Comando de Frontera, Comando Vermelho, Primer Comando Capital y Bala en la Cara y su presencia no es hipotética, las alertas rojas de los nueve sujetos los vinculan directamente con una u otra de esas organizaciones”, remarcó.

El juez Guerrero se tomó un momento para homenajear al fiscal paraguayo Marcelo Pecci (45), especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, quien fue asesinado en Colombia este semana. Describió una relación de amistad, destacó la constante colaboración con sus investigaciones y recordó que hace un mes tuvieron una “reunión muy productiva”.

“En la Triple Frontera la lucha contra la delincuencia organizada transnacional no siempre resulta igual. Las organizaciones, en no pocas oportunidades, ostentan una mejor logística y mayor poder económico que las propias organizaciones de seguridad del Estado argentino”, alertó.

Para finalizar, solicitó: “La integridad física de todos los jueces y fiscales debe ser responsabilidad del Estado, ya que esas magistraturas dependen, no sólo la salud de la República, sino su propia existencia y desarrollo”.

El narcotráfico, en segunda fase

En el marco del encuentro, en tanto, Horacio Rosatti presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Consejo de la Magistratura de la Nación realizó su discurso un reclamo al Gobierno por una vocación política para enfrentar al narcotráfico.

Ricardo Lorenzetti señaló que “es central definir políticas claras”. Al mismo tiempo, manifestó: “No podemos estar a medio camino, como sucedió en los últimos años. Entonces, tenemos debilitado el sistema de jueces y fiscales”. También estuvieron en el auditorio los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz.

En el marco del encuentro y en diálogo con la prensa, Lorenzetti alertó que el narcotráfico ingresó en una segunda fase en la Argentina, que incluye secuestros, sicarios y asesinato. Y adelantó que propondrá la creación de una agencia especializada y permanente para poder frenar el avance del crimen organizado en todo el país.

“Proponemos que creen una agencia, un grupo de trabajo permanente donde se reúnan todos los meses o cada 15 días representantes del Gobierno local, provincial, la UIF, la Afip, Puertos, Justicia Federal, Justicia Provincial, fiscales, es enfocado en la lucha contra el narcotráfico”, explicó.

Fuente: El Territorio