La Corte Suprema reclamó mayor decisión política contra el narcotráfico y se vuelve a enfrentar al Gobierno

El Poder Judicial se reunió en Rosario para mostrarse unido. Rosatti pidió mayor compromiso y Lorenzetti calificó la situación como una tragedia.

La Justicia logró su propósito de mostrarse unida en la lucha contra el narcotráfico, aunque a partir de ahora deberá sostenerse su intención con la aplicación de medidas que contribuyan a resolver este problema. Solamente en Rosario por este tema, ya se produjeron más de 100 asesinatos en los primeros 4 meses del año.

La Corte Suprema manifestó su compromiso para enfrentar este delito, y reclamó a los otros poderes del Estado que propicien la creación de una “agencia contra el crimen organizado”.

El Encuentro de la Asociación de Jueces Federales (AJUFE) congregó a la Corte Suprema, a la Procuración General de la Nación, a magistrados del fuero federal, a integrantes de todos los estamentos del Consejo de la Magistratura y del Sindicato de los trabajadores judiciales. También estuvieron como invitados el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el Intendente de la ciudad de Rosario, Pablo Javkin.

La reunión se realizó en la Universidad Nacional de Rosario, que estaba blindada con un intenso operativo dispuesto por fuerzas nacionales y provinciales.

Horacio Rosatti reclamó decisión política

El presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, reclamó decisión política para enfrentar el delito de la droga con un Estado cohesionado, con recursos usados con inteligencia, y una sociedad comprometida.

Pidió que se cubran las vacantes en los tribunales y advirtió que la gente quiere saber de qué lado está cada uno. Agregó “estamos del lado de la ley, queremos que se note quienes están de este lado y quienes por acción u omisión están del otro lado”.

Rosatti sostuvo que “es tramposo reducir este fenómeno a una lucha tribal entre clanes”. Consideró que caer en esa trampa es como creer que la sociedad está al margen de este fenómeno, y sólo debe esperar a que unos eliminen a los otros.

En este sentido, remarcó que “no hay neutralidad posible, la indiferencia no es neutralidad sino complicidad. La indiferencia en un caldo de cultivo para la acción psicología y terrorista de estos grupos”.

Ricardo Lorenzetti propuso crear una Agencia de lucha contra el crimen organizado

Al presentar el “Informe sobre la Comisión Nacional de lucha contra el narcotráfico”, el juez Ricardo Lorenzetti valoró la presencia de todos en el Encuentro de Rosario: “Estamos todos unidos sin grietas en el poder judicial ni divisiones absurdas”. No obstante, se preguntó qué pasará mañana cuando todos regresen a sus tareas habituales.

Tras esa introducción propuso crear una Agencia de lucha contra el crimen organizado “para sostener la pelea en el tiempo”. Detalló que deberían integrarla jueces, fiscales y representantes del gobierno. También legisladores y otros organismos clave como la Aduana, la AFIP y la UIF. Analizó que debe perseguirse el accionar de los delincuentes, pero también ir detrás del manejo contable y financiero de las bandas de tráfico de estupefacientes.

Lorenzetti recordó que en el 2009 la Corte había dictado la sentencia “Arriola”, donde los jueces habían exhortado a todos los poderes a generar una política de Estado. Lamentó que pasados 10 años el problema del narcotráfico haya aumentado y alertó que “estamos en una segunda fase” en la instalación de este delito.

Describió que el accionar de sicarios y los secuestros extorsivos representan una verdadera tragedia humana, porque uno de los efectos es la violencia social que hace que la gente se sienta prisionera en su propio país.

Además, pidió por un sistema carcelario adecuado para evitar que cuando alguien resulte detenido pueda seguir operando desde la cárcel.

Quiénes asistieron al Encuentro de Rosario

En el escenario del Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) se ubicaron el presidente de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura de la Nación, Horacio Rosatti, y los ministros Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Junto a ellos estaban el Procurador General de la Nación (interino), Eduardo Casal, el presidente AJUFE, el camarista Jorge Morán, y el secretario de la asociación, el juez federal Ariel Lijo. También los acompañó el rector de la UNR, Franco Bartolacci.

En sus palabras de bienvenida Morán pidió comprender la soledad tremenda, y la falta de respaldo y apoyo que enfrentan los jueces que atienden causas de narcotráfico.

En tanto, Bartolacci solicitó que el compromiso se traduzca en acción de la justicia y de todos quienes tengan una responsabilidad institucional.

En la primera fila del Aula Magna se sentaron cómo invitados el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el intendente de Rosario, Pablo Javkin. Detrás, los consejeros de la Magistratura Graciela Camaño, Juan Manuel Culotta, Jimena de la Torre, Agustina Díaz Cordero, Silvia Giacoppo, Diego Marías, Carlos Matterson, Diego Molea, Pablo Tonelli, Gerónimo Ustarroz y Fernanda Vázquez.

Cómo representantes locales estuvieron el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutierrez; el Fiscal General de esa provincia, Jorge Baclini, y los senadores nacionales por Santa Fe Dionisio Fernando Scarpín y Carolina Losada.

A la vez, se destacó la presencia de los encargados de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) Diego Iglesias, el fiscal Diego Velázquez; el presidente de Asociación de Magistrados, Marcelo Gallo Tagle, y el secretario general de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN), Julio Piumato.

En el panel titulado “Investigación y juzgamiento del narcotráfico: situación actual y propuestas”, expusieron Javier Leal de Ibarra, presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia y de la Junta de Presidentes de Cámaras Federales y Nacionales; Diego Barroetaveña, juez de la Cámara Federal de Casación Penal; Aníbal Pineda, vicepresidente de la Cámara Federal de Rosario; Ricardo Toranzos, fiscal federal de Salta y vicepresidente de la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (AFFUN); Carlos Vera Barros, juez federal de Rosario; Karina Perilli, jueza de Tribunal Oral Penal Económico y vicepresidenta de AJUFE, y Miguel Guerrero, juez federal de El dorado.

Entre los participantes había presentes magistrados federales de todo el país, como los camaristas Eduardo Riggi, Juan Carlos Gemignani, Gustavo Hornos, Javier Carbajo, Mariano Borinsky, Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Mariano LLorens.

Además asistieron jueces federales a cargo de causas de alto voltaje como los jueces Maria Eugenia Capuchetti, Sebastián Casanello, Marcelo Martínez de Giorgi, Julian Ercolini, Ernesto Kreplak, Lino Mirabelli, Pablo Yadarola y Diego Amarante.

Por su parte, la Cámara Federal de Casación Penal desde Comodoro Py lanzó una acordada de adhesión firmada por todos sus integrantes. En el escrito expresó el acompañamiento solidario con quienes “han sido objeto de amenazantes actividades delictivas reafirmando la necesidad de fortalecer los órganos jurisdiccionales federales, especialmente con asiento en la provincia de Santa Fe, a los fines de cumplir con el objeto de afianzar la justicia para todos sus habitantes”.

Fuente: A24