Sergio Massa le exigió al ministro Guzmán que eleve el mínimo para pagar Ganancias a $265.000 desde junio

El presidente de la Cámara de Diputados le envió una nota al titular del Palacio de Hacienda, por las facultades que le delegó el Congreso al Poder Ejecutivo, con la intención de que el nuevo piso para pagar este tributo se pague desde el mes próximo y no en enero de 2023.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le exigió al ministro de Economía, Martín Guzmán, que eleve el piso del mínimo para pagar el impuesto a las Ganancias de $ 225.037 a $ 265 mil a partir del mes próximo.

Massa consideraba que había que adelantar esta decisión, que está en manos del Poder Ejecutivo por facultad delegada del Congreso Nacional, seis meses, para que los aumentos salariales de los últimos tiempos no sean absorbidos por el fisco.

“Alivio fiscal” es la consigna con la que trabajó esta estrategia Massa, que cree que hay que mantener el poder adquisitivo en medio de una inflación que se ubicaría arriba del 70% este año.

En la carta, el titular de la Cámara baja indicó que “según estimaciones de los equipos técnicos de Diputados, el nuevo piso pasaría de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta, determinado en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año”.

En el Ministerio de Economía no formularon comentarios ante esta nota, aunque se supo que algunos funcionarios se mostraron sorprendidos, ya que, una vez más, quedaron en un lugar reactivo frente a demandas del oficialismo, que no quiere “regalarle” estas banderas a la oposición.

Según estimó el equipo técnico del presidente de la cámara Baja, el nuevo piso pasaría de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta, de acuerdo a la evolución del Ripte

Massa recordó que “mediante la Ley N° 27.617 se introdujeron modificaciones a la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 2019 y sus modificaciones, con el objetivo de promover que la carga tributaria de dicho tributo no neutralice los beneficios derivados de la política económica y salarial asumida por el Gobierno tendiente a dar sostenibilidad al poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados”.

“Esta propuesta consolidó un esquema progresivo de alivio fiscal para los contribuyentes y permitió, en el año 2021, que 1,5 millones de trabajadores dejen de pagar el Impuesto a las Ganancias: aproximadamente, en el año 2020 pagaban este impuesto 2,3 millones de empleados y en el año 2021 pasaron a ser 800 mil”.

“Fundamentalmente, dicha modificación incorporó, entre otras cuestiones, una deducción adicional aplicable respecto de los sujetos que perciban las rentas mencionadas en los incisos a), b) y c) del artículo 82 de la ley, cuyas remuneraciones y/o haberes brutos no superen la suma de PESOS CIENTO CINCUENTA MIL ($150.000) mensuales, inclusive, de manera tal que la ganancia neta sujeta a impuesto sea igual a CERO (0)”.

Asimismo, y sin perjuicio de la actualización anual de los montos de remuneraciones y/o haberes brutos fijados por la Ley N° 27.617, mediante el artículo 12 de dicha normativa se delegó en el Poder Ejecutivo Nacional “la facultad de incrementar dichos montos durante el año fiscal 2021 con el objeto de que los incrementos adicionales de las paritarias no generen un adicional de la carga tr ut la del impuesto que neutralice la política económica y salarial del Gobierno”.

Por este motivo, “mediante el Decreto 620 del 16 de setiembre de 2021, el Poder Ejecutivo Nacional dispuso que los montos de la remuneración y/o haber bruto a los que aluden tanto el inciso z) el artículo 26 como el anteúltimo párrafo del inciso c) del artículo 30 de la ley del tributo se incrementarán de $150.000 mensuales a $175.000″.

El alivio para 2022

“Para el año fiscal 2022, y por la actualización anual de los montos de remuneraciones y/o haberes brutos en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), no corresponderá retención alguna del impuesto a las ganancias cuando la remuneración bruta mensual no supere los 225.937 pesos. Sin embargo, y siguiendo el mismo razonamiento que motivo el dictado del Decreto 620 del año 2021, mediante el artículo 5° de la Ley N° 27.667 este Congreso volvió a delegar la facultad para incrementar las deducciones del impuesto durante el año fiscal 2022 (independientemente de la actualización automática señalada en el párrafo anterior)”

Esto se reflejó en el artículo 5°: “Facúltase al Poder Ejecutivo nacional a incrementar, durante el año fiscal 2022, los montos previstos en el inciso z) del artículo 26 y en el anteúltimo párrafo del inciso c) del artículo 30 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 2019 y sus modificaciones.”. Por todo lo mencionado, y considerando que los supuestos macroeconómicos y salariales actuales difieren de los tenidos en cuenta al momento de remitirse el pasado 15 de setiembre de 2021, Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2022″.

Allí se sostuvo que “se solicita tenga a bien efectuar una evaluación del impacto actual del tributo en los salarios y haberes a los efectos de proceder a incrementar las deducciones del Impuesto a las Ganancias en el marco de las facultades delegadas por la mencionada Ley N° 27.667″.

De esta manera, “entendemos que se dará sostenibilidad a las políticas de este Gobierno referidas a mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados y fortalecer la consolidación de la demanda y del mercado interno nacional”, concluyó.

La propuesta de Massa va en sintonía con el adelantamiento del nuevo salario mínimo vital y móvil que anunció el Gobierno esta semana, luego del pedido del líder de La Cámpora, el diputado nacional Máximo Kirchner. También, del anuncio de los bonos para jubilados y trabajadores informales por $ 18.000.

Apoyo de la CGT

En este sentido, la CGT expresó que “acompaña la petición efectuada por el Sr. Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Sergio Massa al Ministro de Economía, en relación a la modificación de los topes para el pago del Impuesto a las Ganancias”.

“Venimos trabajando desde el inicio de la actual ronda de paritarias, que continúa desarrollándose, para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo y se actualicen los valores sobre los cuales los trabajadores y trabajadoras tributan. El Gobierno Nacional ha definido una política salarial de recuperación y crecimiento del valor real de los salarios de los trabajadores como un objetivo central de la política económica y en este sentido entendemos que modificar los montos actuales es un acto de estricta justicia social. La CGT seguirá bregando por el crecimiento del valor real de los salarios como un instrumento determinante en la redistribución de la riqueza, y por lo tanto pedimos la pronta modificación de los topes salariales sobre los cuales los trabajadores tributan ganancias”, indicó la central obrera en un comunicado.

La intención del oficialismo es que la pérdida del poder adquisitivo que se proyecta nuevamente para este año no sea tan fuerte, luego de la derrota en las elecciones legislativas del 2021 y las complejas perspectivas para los comicios de 2023 con una inflación que este año se encamina a superar el 60 por ciento.

Fuente: Infobae